Dice la tradición que el vaso de ágata que se conserva en la capilla del Santo Cáliz de la catedral de València es el mismo que utilizó Jesucristo en la última cena. Esta atribución se puede analizar mejor si la dividimos en tres partes:

Una parte histórica: Está documentado desde el S.XIV que el cáliz de la catedral de València es el mismo que en el año 1.399 se custodiaba en el Monasterio de San Juan de la Peña (Huesca) y que entonces ya se consideraba como auténtico.

Una parte fantástica: En la edad media surgieron infinidad de textos literarios que hablaban del santo grial; de sus poderes, de los caballeros que lo protegian etc. Muchas de esas historias eran coincidentes con lo que ocurría en San Juan de la Peña.

Una parte legendaria: Según la tradición oral y según vemos representado en algunas pinturas y esculturas, en el S.III, San Lorenzo, originario de Huesca, entregó el cáliz a un soldado que lo llevó de Roma a Loreto (Huesca) para ponerlo a salvo de los romanos. Durante siglos, el cáliz se resguardó en diferentes lugares del Pirineo.

La parte histórica está ya bien documentada y la parte fantástica es literatura, por eso nos hemos lanzado a conocer de cerca la parte legendaria. Nos hemos ido a prepararos un viaje a Huesca y sus valles pirenaicos.

La réplica del cáliz que nos acompañó

Hemos estado en el antiguo Loreto, a tres kilómetros de la capital, donde la tradición situa la vivienda familiar de Santa Paciencia y San Orencio, padres de San Lorenzo, y donde hoy encontramos el Santuario de Loreto. Los campos verdes y amarillos en primavera le dan un bello colorido.

 

Santuario de Loreto

 

Cuando Huesca tuvo su primer obispo en el S.VI, siempre según la tradición, el cáliz pasó a Huesca, al Monasterio de San Pedro el Viejo. Si os acercaís a su centro histórico, lo encontrareis próxima a su imponente catedral.

 

Monasterio de San Pedro el Viejo

Catedral de Huesca

 

Con la llegada de los musulmanes en el S.VIII, hubo que buscar un lugar remoto donde esconder el grial. ¿Y que mejor ubicación que una cueva construida en lo alto de una montaña escondida tras una cascada? Esto es lo que pudimos visitar tras caminar un par de horas desde Yebra de Basa y ascender de 874 a 1.545 metros, una ruta de senderismo realmente espectacular que nos conduce a varias ermitas rupestres y al Santuario de Santa Osoria.

 

Ermita de la cueva – Yebra de Basa

 

En algún momento, este lugar que parece perfecto para pasar desapercibido, dejaría de serlo. Así en el S.IX el cáliz se trasladó al Valle de Hecho, al Monasterio de San Pedro de Siresa, que aun hoy se puede visitar si coincidís con sus escasas horas de apertura.

 

Monasterio de San Pedro de Siresa

 

Un siglo después se buscaría una nueva ubicación, la más desconcertante de todas, un monasterio construido sobre un terreno pantanoso e inestable en el Valle de Borau, el Monasterio de San Adrián de Sásabe, del que solo queda su ermita y gracias a que fue rescatada del fango hace cinco décadas.

 

Ermita de San Adrián de Sásabe

 

En el S.XI, tras un breve paso por la población de Bailo, el cáliz llegó a Huesca donde esperaría a la finalización de la catedral para ser reubicado. Por cierto, en Bailo se celebra actualmente una recreación del paso del grial muy interesante.

 

Parroquia de San Fructuoso – Bailo

 

Capitel de la Catedral de Jaca que representa la entrega del cáliz

 

Y finalmente, a finales de S.XI, el vaso sagrado llega al Monasterio de San Juan de la Peña, donde hicimos una visita guiada. Construido en una cueva, sobre la montaña, como las pequeñas ermitas de Yebra de Basa, aquí restaría hasta el S.XIV cuando pasa al Palacio de la Aljafería de Zaragoza.

Pero eso ya es otra historia, o mejor dicho, eso ya es historia, porque el documento del rey Martín el Humano de 1.399 así lo atestigua.

 

Réplica del cáliz en San Juan de la Peña

 

Resumiendo, todo esto no es más que leyenda, tradición oral transmitida durante siglos, pero que una vez visitado in situ cobra sentido, Cuanto menos es un relato que no falta a la lógica.

Y eso es precisamente lo que queremos hacer desde València Original Tours, invitaros a conocer la historia y leyenda del santo grial de primera mano, a visitar magníficos paisajes, recónditos lugares de los Pirineos, por eso os estamos preparando un viaje a Aragón “Tras los pasos del Grial. Viaje a la Huesca del Santo Cáliz”.

En breve lo tendreís disponible en nuestra web, tanto para grupos como particulares, mientras tanto podeís conocer más sobre el tema realizando nuestra visita guiada local “València: Historia y leyenda del Santo Grial“.